BESAPIÉS Y VIACRUCIS CON EL CRISTO DE LA FE

El pasado día 3, jueves de marzo de 2016, ha tenido lugar la Bajada del Cristo Crucificado de la Fe, situado en la Sacristía de la Basílica para colocarlo en el Crucero de la misma para el Besapiés, y el VÍa Crucis. La Bajada y colocación en el Crucero de la sagrada Imagen ha sido realizada por un grupo de Hermanos, acompañados por el Hermano Mayor de la Hermandad, D Francisco Salazar y la Secretaria General, Dña Mª. Carmen González, así como de varios miembros de su Junta de Gobierno

El día 4, viernes, desde las siete y media de la mañana, se han acercado numerosas personas, movidas por su fe y piedad, a besar y pedirle a Cristo en su crucifixión por tantas necesidades como hoy se presentan en todas las familias.

A las siete de la tarde, Después de trasladar la Sagrada Imagen, tapada con un paño, desde el Crucero de la Basílica hasta el patio del Colegio de la Parroquia, dio comienzo el Viacrucis, ya con la Imagen destapada, presidido por D. Tomás Sola, Sacerdote, que es Director Espiritual del próximo Congreso de Hermandades de Vírgenes de las Angustias de toda España y que habitualmente colabora en la Basílica, acompañado por el Hermano Mayor y miembros de su Junta de Gobierno, que hicieron las distintas Lecturas y reflexiones de las catorce estaciones. En el inicio del Viacrucis, D. Tomás invitó a todos los presentes a seguir con devoción esta celebración. Por su parte, el Hermano Mayor empezó con esta reflexión: "Al recorrer el CAMINO DE LA CRUZ, quedamos sobrecogidos por la comprobación de dos realidades: Una, el poder devastador del pecado, y otra, la certeza del poder sanador del amor de Dios". Siguió explicando estas dos realidades y terminó diciendo: "Señor, concédenos que, al hacer esta tarde el recorrido de la Vía de la Cruz, nos dejemos llevar de la mano de María para que sea Ella la que reconstruya nuestro corazón a la medida del corazón de Dios". El viacrucis ha sido seguido por numerosos hermanos y fieles en sus distintas estaciones alrededor del Complejo Basilical con profundo silencio, devoción y amor a nuestro Señor Jesucristo. Hay que destacar la nueva vestimenta, con capalinas, que han llevado los acólitos, diseñada y realizada por el Prefecto de Protocolo y Ceremonias de la Hermandad, D. José María Mingorance Vélez y que se puede apreciar en las fotos adjuntas.

La Sagrada Imagen del Cristo de la Fe ha sido portada por los hermanos de la Hermandad, que la han trasladado todo el recorrido con sumo cariño en su esfuerzo. El Vía Crucis terminó con un besapiés a la Imagen del Cristo de la Fe, una vez colocada en el crucero. A continuación, se celebró la Sagrada Eucaristía de las veinte horas, con la que terminó este acto, lleno de un profundo significado espiritual para todos los que creemos y amamos a Jesucristo.

Crónica y fotografías realizadas por Antonio Joaquín Mezcua Roelas.