Peregrinación de la "Hermandad Sacramental Ntra. Sra. del Espino Coronada" de Chauchina - Granada, con motivo del Año Santo Jubilar del primer Centenario de la Coronación de la Stma. Virgen de las Angustias de Granada, a su Basílica.

El pasado domingo, día 10 de Noviembre de 2013, la "Hermandad Sacramental Ntra. Sra. del Espino Coronada" de Chauchina - Granada, ha hecho su peregrinación, con motivo del Año Jubilar Mariano del Primer Centenario de la Coronación Canónica de la Stma. Virgen de las Angustias de Granada, a su Basílica.

Han venido 80 personas en peregrinación. Al frente de los peregrinos han estado el Hermano Mayor, D. Francisco Carmona Martos y la Ecónoma de la Hermandad Dña. Mariló Lao de la Fuente. Los peregrinos han llegado a la Basílica después de haber hecho la Ruta de las Imágenes Coronadas de la Virgen de la ciudad de Granada. Así pues han visitado los Santuarios: Santa María de la Alhambra, Aurora, Misericordia, El Rosario de Santo Domingo y Perpetuo Socorro. A las doce cuarenta y cinco minutos, todos los peregrinos han sido recibidos por la Hermandad Sacramental de la Virgen de las Angustias en la puerta de la Basílica, con D. Emilio Díaz Jiménez, consiliario de la Hermandad; D. Gerardo Aranda Taboada, Decano de Palieros; D. Manuel Sáez de Tejada Martín y D. Fernando Martínez de la Torre, Hermanos Horquilleros.

La Eucaristía ha dado comienzo a las trece horas y ha sido presidida por. D. Blas Gordo Jiménez.

D. Blas les ha dado la bienvenida con estas palabras: "Bienvenidos a esta celebración, bienvenidos en particular, hoy, a este grupo de la Hermandad de la Virgen del Espino y del grupo de Chauchina, que les acompaña con sus pañoletas azules, ahí dispersas en medio de la Asamblea. Es un momento precioso donde la Eucaristía nos hace vivir como familia y hoy, en particular, vosotros que venís en peregrinación con ocasión de este Año Jubilar. Vamos a comenzar abriendo el corazón a la palabra del Señor, pidiendo que Él nos purifique de todo mal y de todos nuestros pecados."

Las lecturas han sido realizadas por los peregrinos y el equipo de liturgia de la Basílica.

D. Blas ha empezado su Homilía con esta palabras: "Queridos hermanos todos, porque participamos en la Eucaristía, particularmente quienes venís en peregrinación desde la Abadía del Sacromonte, para llegar aquí y poder participar con nosotros en este Año Jubilar, ese grupo de la Hermandad de la Virgen del Espino de Chauchina. Experimentamos cómo aquello que habéis hecho como peregrinación en un tramo del camino de vuestra vida es la parábola de todo lo que es la existencia. Nuestra vida es una peregrinación en un viaje y sentir que vamos de paso por esta vida, es algo que la Liturgia pone de relieve al final del año litúrgico, ya quedan dos domingos para concluirlo, poniendo de relieve esta meditación,de este misterio de la vida del Señor que aguardamos que un día vendrá glorioso, como Juez de vivos y muertos. "

Continuó su homilía comentando las lecturas sagradas de este domingo y la concluyó diciendo: "…En tan poco tiempo vivimos muchos fenómenos que desfiguran y dificultan la vida social si no hay familia que desde dentro de ella puedan animarla. Vamos a pedirle al Señor que Él nos haga vivir esta realidad profunda dentro de nosotros y que al mismo tiempo le demos gracias porque Él es un Dios de vivos y cuando nos acercamos a Él, sentimos que Él pone la energía, la energía de su Espíritu en nosotros. Vamos a pedirlo así en un momento de silencio. Cada uno conoce mejor que nadie cuál es su historia y el momento que está viviendo. Pedid al Dios de la vida que os haga resucitar, no sólo aguardando el futuro sino caminando en el presente de este mes de noviembre en el que nos encontramos."

La celebración de la Santa Misa ha sido seguida por todos los asistentes con gran devoción y recogimiento, terminando con la oración del Centenario y un canto a la Stma. Virgen.

Terminada la Eucaristía los peregrinos, se han hecho una foto-recuerdo en la escalinata del altar mayor y seguidamente han pasado a visitar el Camarín de la Virgen. Dña. Carmen Muñoz, Decana de las Hermanas Cofrades de la Hermandad, les ha dirigido unas palabras afectuosas de salutación en nombre de la Hermandad y del Hermano Mayor, dándoles la bienvenida. A continuación les ha explicado brevemente el significado del Camarín desde el punto de vista artístico y religioso, que todos han seguido con mucho interés. La visita al Camarín ha terminado con el rezo, en común, del Ave María, con gran fervor y amor a la Stma. Virgen de las Angustias. Todos los peregrinos se han mostrado muy contentos y han manifestado su alegría por haber podido participar en esta celebración, recibiendo las gracias del Año Jubilar.

Fotos y Crónica realizadas por Antonio J. Mezcua Roelas.