___________Pregón de las Glorias de María

PRONUNCIADO POR EL PROFESOR MIGUEL LUIS LÓPEZ-GUADALUPE MUÑOZ EN LA BASÍLICA DE NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS EL DÍA 11 DE MAYO DE 2013

Tres condiciones ha de cumplir un pregonero para ser "un buen pregonero". La primera tener conocimiento de aquello que vas a pregonar; la segunda saber escribir sobre lo que vas a pregonar y la tercera saber pronunciar lo que has escrito. Las tres condiciones las cumplió a la perfección Miguel Luis López-Guadalupe Muñoz en el pregón de las Glorias de María pronunciado anoche en la Basílica de Nuestra Señora de las Angustias.

El acto, que fue presidido por el párroco D. Francisco Molina Carretero, el presidente de la Federación de Cofradías D. Antonio Martín y el Hermano Mayor de la hermandad de Ntra. Sra. de las Angustias D. Francisco Salazar, fue introducido por Jose Manuel Rodríguez Viedma, vocal de cultura de la Federación de Cofradías, corriendo a cargo de Francisco Salazar la presentación del pregonero.

El profesor Miguel Luis López-Guadalupe dividió el pregón en cuatro grandes apartados. En el primero de ellos "MARIA NOS HABLA" fue reflexionando sobre las seis frases que los Evangelistas ponen en boca de María y a las que puso voz Rosario, la esposa del pregonero.

"María, la nueva mujer, atraviesa fugazmente por las páginas de los Evangelios. Desde el silencio y la profundidad del corazón, desde la intimidad de Nazaret o el seguimiento de Jesús. Semi-oculta, en segundo plano, sin protagonismos. Su presencia es más intuida que relatada, pero ¿cómo no estar seguro de que Ella está ahí?

Sus palabras son dardos de fe sincera, de firme esperanza, de ardiente caridad. No son muchas, son las justas. Generalmente escuetas, lo suficiente para delimitar su papel en la historia de la salvación."

En el segundo apartado del pregón "LA IGLESIA CELEBRA A MARÍA" , el pregonero nos recordó las festividades que la iglesia y la devoción del pueblo dedica a María.

"La Liturgia ha sido especialmente generosa con la figura de María. Y lo sigue siendo, pues las formas de piedad en torno a la Virgen y Madre se renuevan sin cesar, y con particularismos propios en cada rincón del planeta. Con excepción de Cristo, claro está, no hay otro santo que más festeje la Iglesia que la Stma. Virgen María. Y la venera desde los primeros tiempos, desde que Isabel la saludara efusivamente estando encinta.

Y si al Señor se le dedica cada domingo del año, fiesta irrenunciable de los cristianos, seña de identidad, a María se le ofrece la jornada sabatina. Sábados de nuestra Señora, que han conocido a lo largo del tiempo mil formas de expresión y de oración, de celebración y de peregrinación, como esa singular Corte de María.

Si hoy se abre cada año natural con la función en honor de Santa María, Madre de Dios, conviene recordar que es la fiesta de la Asunción de María (en otros tiempos y lugares, la Coronación), la fiesta mariana por antonomasia, aunque todos los días proclamen la grandeza de María.

Como amante de la historia de nuestras devociones, aprendí el calendario mariano de una forma singular, litúrgica y sobre todo popular. A través de las llamadas cinco "fiestas mayores" de la Virgen, entre las que se fueron intercalando muchas otras. ¿Qué parroquia, por apartada que estuviera, qué cofradía mariana, por sencilla que fuera, no celebraba con entrañable amor esas cinco perlas de la Liturgia de María?

Inmaculada Concepción, Natividad de María, Anunciación del Ángel, Purificación o Candelaria, y Asunción (Virgen de Agosto)."

"¿Cómo es que Granada, nuestra Granada, no luce entre sus insignes títulos el de MARIANA? Tierra de María, de amplios mares y vastos horizontes, tierra mariana, ma-ria-na, de vocales anchas y rendidos corazones. Algún día, espero, habrá que añadir oficialmente el título de MARIANA al nombre de GRANADA."

En la tercera parte en que podemos dividir el pregón "EL PUEBLO ACLAMA A MARÍA COMO REINA Y MADRE", Miguel Luis manifestó:

"En este Año de la Fe, recordamos que la veneración a la Virgen es la bella herencia de la fe de nuestros mayores. De quienes trajeron la fe y la defendieron, entregando incluso sus vidas en el empeño. De reyes y de nobles, de obispos y sacerdotes, de generaciones y generaciones de personas sencillas y devotas, que por dos veces cristianizaron la tierra que pisamos.

Granada, evangelizada por medio de María. Con sus barriadas de la Virgen y de las Angustias (Virgencica); quince parroquias la llevan por nombre en la ciudad; en los pueblos son la inmensa mayoría. Sesenta calles granadinas tienen nombres relativos a la Virgen. Las campanas vibrantes suelen llamarse "Santa María" y cuando nos acercamos a un torno a comprar dulces de monjas aún respondemos: "Sin pecado concebida".

La piedad popular es una emoción, un impulso, un sentimiento…, también la expresión de una fe tan sólida como sencilla. Porque lo auténtico nace del corazón. Angustias y Rosario son los dos más sólidos pilares marianos de Granada. Imágenes que roban corazones y devuelven los rezos en favores. Se representan inequívocamente como la Madre de Dios, con Jesús en sus brazos. La nuestra, que es tierra de gentes pacientes y sufridoras, acogió como su principal patrona a la Virgen de las Angustias."

La última parte del pregón "GRANADA, A TUS PLANTAS POSTRADA" estuvo dedicada a la próxima Gran Peregrinación Mariana que se celebrará, Dios mediante, el próximo sábado 18 de mayo

"Por siempre, Tú eres Angustias de Granada. A tus plantas vendrán a reconocer tu realeza bendita, como palomas de paz, las Vírgenes de Granada, treinta y tres perlas de esmerada devoción, una por cada año de la vida de Cristo, treinta y tres muestras de co-redención en singular peregrinación mariana."

"Los dedos primorosos de vestidores, floristas y priostes, las manos ágiles de mayordomos y diputados, los pies orantes de dos mil hermanos costaleros, se aprestan estos días para una manifestación mariana sin parangón. Magna Peregrinación que significa un testimonio de fe, n signo de comunión, un canto de esperanza, una promesa de caridad. Un grito inequívoco de identidad cofrade y cristiana, lanzado a los cuatro vientos del aire de Granada."

A la finalización del pregón, que fue muy aplaudido por el público puesto en pie, el presidente de la Federación entregó un recuerdo del mismo al pregonero, finalizando el acto con la felicitación del párroco Francisco Molina por el magnífico pregón pronunciado por Miguel Luis. (MLG)

NOTA: El texto íntegro del pregón puede ser leído en el apartado "CRONICA" DE LA PÁGINA WEB: " centenariocoronacionangustias.org "