VISITA DE LAS HERMANITAS DE LOS POBRES A LA BASÍLICA DE LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS

El pasado viernes, día 2 de junio de 2017, tuvo lugar la visita a la Basílica de la Virgen de las Angustias de un numeroso grupo de residentes de las Hermanitas de los Pobres de Jaén y de Granada.

Sobre las doce de la mañana llegaron a la Basílica cerca de 70 personas, pertenecientes a las residencias de la Hermanitas de los Pobres de Granada y de Jaén. Venían acompañadas por las superioras de la Residencia de Granada, Madre María Rosario y de Jaén, Madre Julia María, las acompañaban, varias Hermanitas y los capellanes D. Jesús Moreno y D. Bernabé Ortega; también las acompañó D. Antonio Olgoso, que está como residente en Granada, y además ha sido, hasta hace muy poco, Prefecto de Caridad y Vicetesorero de la Real Hermandad Sacramental de la Virgen de las Angustias. Todos fueron recibidos por el Párroco, D. Blas Gerardo Gordo Jiménez y varios Hermanos de la Hermandad de la Virgen, que en todo momento estuvieron pendientes de todo lo necesario para hacerles la visita lo más agradable posible.

La misa fue presidida por D. Carlos del Castillo, sacerdote de la Basílica, acompañado por los dos capellanes de las Hermanitas de los Pobres.

En su homilía D. Carlos hizo referencia a la celebración de Pentecostés en la que el Señor nos dejó el Espíritu Santo para que nos acompañe siempre en nuestras vidas y que procuremos que siempre reine la paz, el amor de Dios, la fraternidad y la convivencia entre nosotros y entre todas las personas, llevando el mensaje de Jesús por todo el mundo, como auténticos evangelizadores, formando parte de la gran familia de los hijos de Dios. Hizo referencia también a todas las personas del grupo de las Hermanitas de los Pobres que participaron en la Eucaristía deseándoles que la Stma. Virgen de las Angustias las proteja y les dé fuerzas para transitar por este camino hacia Dios.

Terminada la Eucaristía, se hicieron una foto-recuerdo en la escalinata del altar mayor. D. Antonio Mezcua, en nombre de la Parroquia y de la Hermandad de la Virgen de las Angustias les agradeció su presencia en la Basílica y les explicó con brevedad lo que ha significado la devoción a la Virgen de las Angustias a través del tiempo y cómo esta devoción se ha ido multiplicando con intensidad en millones de personas, que diariamente rezan a la Virgen con mucha fe y esperanza, implorando la misericordia del Señor. Recordó algunas características artísticas tanto del templo como, seguidamente, del Camarín de la Virgen, donde pasaron todos los que su condición física se lo permitió, y allí pudieron gozar de la presencia de la Imagen de la Virgen a la que cada uno presentó sus necesidades y preocupaciones, además de darle gracias por todos los dones que siempre nos concede. Por último visitaron la Sala Capitular donde están expuestos dos mantos de la Virgen: el manto de los Gusanitos y el manto de la Hermandad.

Todos manifestaron su alegría y agradecimiento de haber podido disfrutar de esta visita a la Basílica de nuestra Patrona, quedando admirados tanto de la belleza artística que atesora, como de la espiritualidad, que en ella se respira en todas estancias.

Crónica y fotografías de Antonio Joaquín Mezcua Roelas.-