Peregrinación de la "Parroquia y de la Hermandad de Ntra. Sra. de los Remedios de Iznalloz - Granada" con motivo del Año Santo Jubilar del primer Centenario de la Coronación de la Stma.Virgen de las Angustias de Granada, a su Basílica.

Hoy, día 17 de agosto de 2013, ha tenido lugar la peregrinación de la Parroquia y de la Hermandad de Ntra. Sra. De los Remedios de Iznalloz - Granada, con motivo del Año Jubilar Mariano del Centenario de la Coronación Canónica de la Stma. Virgen de las Angustias de Granada, a su Basílica.

Han sido 110 personas las que han venido en peregrinación de la Parroquia y de la Hermandad en dos autocares. Al frente de la misma ha venido el vicario Parroquial, D. Diego Buffón, acompañado de la Hermana Mayor de la Hermandad, Dña. Mª Carmen Ruiz Valdivia y el Tesorero de la misma, D. Antonio Fernández Carmona. Portaba EL Sin Pecado, D. Jacinto Molina Velasco.

A las diez y media. todos los peregrinos con el Sin Pecado y tres maravillosos centros de flores, como ofrenda a la Stma. Virgen de las Angustias, estaban en la puerta de la Basílica donde fueron recibidos y saludados por D. Manuel Urbano Martínez, D. Manuel Padial Carrasco, subprefectos de cultos de la Hermandad y D. Antonio Folgoso Rodríguez, subprefecto de Caridad. Antes de entrar se hicieron una foto delante de la fachada de la misma y cuando terminó la misa de las diez, fueron entrando con mucho orden y devoción, ocupando la nave central y los laterales del altar mayor. Antes de empezar la Eucaristía se han hecho una foto-recuerdo en la escalinata del altar mayor. A continuación un grupo ha pasado al camarín de la Stma. Virgen, donde, en nombre de la Parroquia y de la Hermandad, D. Antonio Mezcua Roelas, miembro de la comisión general para el Año Jubilar del Primer Centenario de la Coronación Canónica de la Stma. Virgen de las Angustias, les ha dado la bienvenida a este lugar sagrado y les ha explicado brevemente los rasgos más significativos, tanto desde el punto de vista religioso como artístico, del camarín. El otro grupo pasó a visitar el camarín cuando terminó la Eucaristía. Todos han disfrutado de la belleza incomparable de esta Capilla de la Virgen y han sentido su cercanía de un modo especial, pidiéndole cada uno por sus preocupaciones y necesidades. D. Manuel Mata Gálvez, Horquillero, y Dña. María Martínez Covo, Hermana Cofrade les han repartido estampas, pasadas por el manto de la Virgen, así como el díptico del Centenario. Los dos grupos han rezado el Ave María en su visita al Camarín con suma piedad y amor a la Virgen.

Antes de empezar la Eucaristía, D. Francisco Molina Carretero, Párroco de la Basílica, les ha saludado con estas palabras: "Damos las bienvenida a todos los que acabáis de llegar de Iznalloz, al Padre Diego, a los que formáis la Hermandad de Ntra. Sra. de los Remedios y a todas las personas de la Parroquia, que lleva este mismo título. Os agradecemos que hayáis venido en este día en peregrinación a visitar a nuestra madre la Virgen de las Angustias. Estamos en un Año Santo Mariano, que el Papa Benedicto XVI nos regaló con motivo del Primer Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen, que se conmemora el día 20 de septiembre con la Eucaristía que se celebrerá a las ocho, aquí en el Salón; y aprovechamos para invitaros lo mismo que a la Ofrenda Floral, a la que muchos de vosotros venís todos los años, y también el último domingo, a la Procesión. También hay aquí personas que vienen a recordar a Francisco, que falleció y ya no está con nosotros y ya partió para el cielo. Todos juntos nos unimos, como Iglesia, como hermanos, y damos gracias al Señor en esta Eucaristía. Sed todos bienvenidos"

La Eucaristía ha sido presidida por D, Diego Buffón, acompañado por D. Francisco Molina y del Seminarista, D. Javier Peña. Las lecturas han sido hechas por los peregrinos. D. Diego, en su homilía, después de agradecer a la Comunidad Parroquial y a la Hermandad su acogida, ha manifestado: "…Para mí es una alegría estar aquí compartiendo esta Eucaristía con mis hermanos de la Comunidad Parroquial y es también una ocasión, porque Dios no deja nunca de hablarnos y de llamarnos a la conversión, porque estamos todos convertidos. reafirmar nuestro pacto con el Señor; porque tenemos una tendencia que es muy natural, que es olvidarnos. Olvidarnos de Dios y olvidar que lo que nos hace vivir es Dios, nos hace estar siempre en unión con Él, porque esto es lo que más interesa en la vida: estar en unión con Dios. Uno de los medios que Dios quiso es la Encarnación, es María, como ese Arca, como esa Morada, que nos trajo a Jesús, que nos dio a Jesús, que nos puso en nuestras manos a Jesús. Fíjense qué confianza la de Dios Padre: entregar a su Hijo en las manos nuestras; y que Dios ya sabía que nosotros éramos peligrosos. Él sabía muy bien que el ser humano no era de fiar, sin embargo nos dio a su hijo: nos donó a su hijo. Yo pregunto si alguno de vosotros daría su hijo a personas que no son de fiar. Dios lo ha hecho. Dios ha dado su Hijo a nosotros…" Terminó su homilía haciéndonos comprender que nos debemos hacer como niños para entrar en el Reino de los cielos, con estas palabras: "…ojalá que podamos tener esa fe, esa constancia, esa limpieza, esa transparencia delante de Dios. Que la Virgen María nos ayude, como comunidad cristiana, parroquial y católica a dejarnos transformar por el amor misericordioso de Dios"

La celebración ha terminado con la Oración del Año Jubilar y con el Himno a la Virgen de las Angustias. Todos los peregrinos han manifestado su alegría de haber podido realizar esta peregrinación, al haber podido disfrutar de la belleza de la Basílica y sobre todo, de la cercanía de la Stma. Virgen a la que, sin duda, han confiado sus alegrías y sus penas: También, por las atenciones recibidas por parte de la Parroquia y de la Hermandad.

Antonio Mezcua Roelas.-