PREGÓN DEL HERMANO MAYOR DE LA HERMANDAD SACRAMENTAL DE LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS, D FRANCISCO SALAZAR, EN LA IGLESIA DEL MONASTERIO DE LA ENCARNACIÓN, A NUESTRO PADRE JESÚS EL CAUTIVO

El pasado sábado, día 28 de enero de 2017, tuvo lugar en la Iglesia del Monasterio de la Encarnación de las Madres Franciscanas Clarisas el Pregón de la presentación del cartel de Semana Santa de 2017 de la Hermandad Sacramental de S. Francisco de Asís y Sta. Clara y Real Cofradía de Penitencia de Jesús Cautivo y María Santísima de la Encarnación.

El acto empezó a las siete y media de la tarde con la Iglesia totalmente repleta de miembros de la Hermandades de Jesús Cautivo y de la Virgen de las Angustias con sus Juntas de Gobierno, presididas por sus Hermanos Mayores: D. Jesús Samuel y D. Francisco Salazar, respectivamente

En primer lugar tomó la palabra D. José Gámez, Vocal de Cultos de la Hermandad de Jesús Cautivo y María Santísima de la Encarnación, que hizo una semblanza del Pregonero, D. Francisco Salazar, como persona de una profunda fe y compromiso cristiano. A continuación se descubrió el cartel de la Cofradía de Jesús Cautivo de este año 2017 y tomó la palabra D. Francisco Salazar que, pese a tener un fuerte constipado, con voz firme y serena fue desgranando su pregón de forma agradable y penetrante en el numeroso auditorio, que con un silencio encomiable siguió con auténtico interés todas sus ideas y mensajes. El pregón estuvo plagado de numerosas citas evangélicas, del Papa Francisco, etc., que hicieron que las consideraciones expuestas, tuvieran la categoría espiritual digna del momento que se vivía por todos. Incidió en varias ocasiones en un aspecto esencial del cristiano que es la Caridad Cristiana, pero no como lástima por los más necesitados, sino poniendo un gran énfasis en que la Caridad significa un gran amor a Dios pero aplicado a los hermanos, sobre todo a los más menesterosos. Después de recalcar que no nos podemos quedar en el sepulcro sino que tenemos que llenar nuestro corazón de la llama de un Cristo vivo entre nosotros, una de sus frases finales fue: "No pases de largo, mi Dios, deja que Granada pueda abrazarte".

En su pregón manifestó su agradecimiento a la Hermandad por haber tenido el inmenso honor de haber podido pregonar a Nuestro Padre Jesús Cautivo.

Como final del acto la Agrupación Musical de Jesús Cautivo interpretaron varias marchas procesionales, con gran belleza musical, afinación y ritmo, ocupando el Presbiterio de la Iglesia.

Crónica y Fotografías realizadas por Antonio J. Mezcua Roelas.-