Peregrinación de la "Hermandad Sacramental de San Joaquín y Ntra. Sra. de los Dolores, y de la Parroquia de Maracena-Granada", con motivo del Año Santo Jubilar del primer Centenario de la Coronación de la Stma. Virgen de las Angustias de Granada, a su Basílica.

En la mañana del pasado sábado, 9 de Noviembre de 2013, la "Hermandad Sacramental de San Joaquín y Ntra. Sra. de los Dolores y de la Parroquia de Maracena-Granada", han hecho su peregrinación, con motivo del Año Jubilar Mariano del Primer Centenario de la Coronación Canónica de la Stma. Virgen de las Angustias de Granada, a su Basílica.

Han venido 70 personas en peregrinación, en un autocar y en coches particulares. Al frente de los peregrinos han venido el Coadjutor de la Parroquia de Maracena, D. Juan Enrique Alonso Ruiz, el Hermano Mayor de la Hermandad, D. José Manuel Jiménez y la Secretaria de la Hermandad, Dña. Rosalía Fernández Ramírez. A las once y media ya estaban en la puerta de la Basílica, donde fueron recibidos por el Hermano Mayor de la Hermandad Sacramental de la Virgen de las Angustias y por miembros de la misma, con D. Antonio Folgoso, Prefecto de Caridad; D. Manuel Padial, y D. Manuel Urbano, Subprefectos de Cultos y Protocolo; y D. Manuel Mata, D. Fernando Cervilla y D. Antonio Parejo, Hermanos cofrades de la Hermandad Sacramental de la Virgen de las Angustias de Granada.

La Eucaristía ha dado comienzo a las doce de la mañana y ha sido presidida por D. Juan Enrique, que ha saludado a todos los presentes con estas palabras: "Celebramos con gozo esta Eucaristía, donde un grupo de feligreses de la Parroquia de Maracena venimos a cumplir, a vivir y a recibir el Jubileo que nos concede la Iglesia en este Centenario de la Coronación de la Virgen de las Angustias y venimos a darle gracias al Señor por el don de la Fe, por el don de su Amor y su Misericordia y por la alegría de seguir a Dios y a su Iglesia. Le damos gracias al Señor y nos encomendamos a la Virgen María…" . Las lecturas han sido realizadas por los peregrinos.

D. Juan Enrique ha empezado su homilía con estas palabras: "Qué alegría ser cristiano, qué alegría poder celebrar la Eucaristía en la Basílica de la Virgen de las Angustias, la Virgen María que es nuestra Madre, que es la Madre de Dios y la Madre de la Iglesia! Y en este día, que celebramos la Dedicación de la Basílica de San Juan de Letrán, expresamos la alegría de vivir como Iglesia, en Comunión con el Papa y viviendo la fe de los apóstoles en comunión con nuestro Obispo. Venimos aquí, como cristianos, un grupo de la Parroquia de Maracena, que nos unimos a todos vosotros, para darle gracias al Señor por el don de la Fe, para darle gracias al Señor, porque, gracias al testimonio de la Iglesia, de nuestros pastores, de los religiosos y religiosas, de los seglares, de nuestros padres que nos dieron testimonio de su Fe Cristiana, conocemos a Jesucristo, tenemos fe en Jesucristo y tenemos la alegría del amor de Dios en nuestra vida y de la Salvación que Cristo nos ha dado…" Siguió explicando en su homilía las lecturas del día y la concluyó con estas palabras: "…Damos gracias a Dios por ser cristianos, por pertenecer a la Iglesia, pedimos hoy por el Papa Francisco en este día en el que celebramos la Cátedra de San Pedro y todos con alegría damos testimonio de nuestra fe en Jesucristo y de la alegría de vivir su Reino. La Virgen María es modelo de testimonio de fe y de vida cristiana, a Ella nos encomendamos."

La celebración de la Santa Misa ha sido seguida por todos los asistentes con gran devoción y recogimiento, terminando con la oración del Centenario y el canto del Himno a la Stma. Virgen de las Angustias

Terminada la Eucaristía los peregrinos, se han hecho una foto recuerdo en la escalinata del altar mayor y seguidamente han pasado a visitar el Camarín de la Santísima Virgen, donde D. Antonio Mezcua, Miembro del Comisión General del Año Jubilar, les ha dado explicado brevemente el significado del Camarín desde el punto de vista artístico y sobre todo religioso, haciendo hincapié en que esta Capilla de la Virgen es una catequesis para nosotros los cristianos y que los dolores que la Virgen y Jesucristo padecieron en este mundo nos dan ejemplo sobre todo para comprender que nuestro destino es el Cielo, como así lo atestiguan los diferentes signos reflejados en el ornato de este recinto. La visita al Camarín ha terminado con el rezo del Ave María, seguido por todos con gran fervor. Todos los peregrinos han manifestado su alegría por haber podido participar en esta celebración.

Fotos y Crónica realizadas por Antonio J. Mezcua Roelas.