Misa solemne de las 13 horas en el Día Grande
Ir a la reseña