______
Hablar de Patrimonio en Granada es hablar de la ciudad en sí, de la totalidad de su maravilloso acervo y de su complejidad espléndida; hacerlo del de la Basílica de Nuestra Señora de las Angustias es aproximarse, además, a la esencia de una magnífica realidad artística y espiritual que se ha venido acrisolando a lo largo de los tiempos y
que se ha construido, pausadamente, a partir de la devoción sosegada, del sentimiento agradecido y de la fidelidad a los inolvidables favores de la Virgen... pero, sobretodo, por el amor incondicional, desinteresado y profundo que esta ciudad agradecida profesa a su Patrona.