Acto de la toma de posesión de la Junta de Gobierno de la Real Hermandad Sacramental de la Stma. Virgen de las Angustias, celebrado en el Camarín el día 2 de febrero de 2014.

El pasado día 2 de Febrero de 2014, después de la Misa de doce de la mañana, tuvo lugar en el Camarín de la Virgen el Juramento y la Toma de Posesión de los nuevos cargos de la Junta de Gobierno de la Real Hermandad Sacramental de la Virgen de las Angustias, nombrados por el Hermano Mayor D. Francisco Salazar Rodríguez, habiendo sido confirmada por el Sr. Arzobispo.

El acto fue presidido por D. Manuel Reyes Ruiz, Vicario General de la Diócesis de Granada, al que acompañaba: D. Francisco Molina Carretero y D. Francisco Salazar Rodríguez. El Camarín en su estancia de post camarín, estaba lleno de Hermanos de la Hermandad, dada la importancia del momento.

Después de las normas que D. José María Mingorance Vélez, Prefecto de Cultos, Espiritualidad y Ceremonias, fue explicando, abrió el Acto D. Francisco Molina, Consiliario de la Hermandad, con estas palabras: "Este es un momento muy importante para todos nosotros, no sólo los que vais a jurar vuestro cargo, que es un Juramento que hacemos delante del Evangelio , delante de la Virgen de las Angustias y vamos a hacer unas promesas, un compromiso de fidelidad a Dios. El que yo tenga un cargo, una responsabilidad , es un compromiso más para vivir como cristiano, no es para otra cosa que sirvan otros intereses. En el caso nuestro, también, dentro de la Hermandad de la Virgen de las Angustias, es de ser siempre portadores de una experiencia mariana que la vean en cada uno de nosotros y también de fidelidad a la Iglesia. Por eso, los que vais a leer el Juramento que vais a hacer, lo hacemos siempre en presencia del representante de nuestra Iglesia que en este Caso es el Vicario General que representa a nuestro Arzobispo. Si os parece, empezamos."

A continuación Dña. María del Carmen González Pareja, Secretaria General de la Hermandad fue nombrando a cada uno de los miembros de la Junta de Gobierno que, hincados de rodillas frente a la Virgen de las Angustias y del Evangelio hicieron el Juramento de su cargo.

A continuación tomó la palabra el Hermano Mayor que dijo: "Sabemos ya todos lo que hablamos el otro día en la pequeña reunión que tuvimos, sobre el compromiso que hemos adquirido y hoy nos lo ha dejado muy claro D. Manuel, como siempre, con la nitidez, que nos habla. Sobre todo, el compromiso bautismal que tenemos, que es una entrega total la que debemos tener ahora con la Iglesia y sobre todo, en lo que nos pide el Papa en la Nueva Evangelización. Me he traído, como siempre me gusta, para leeros algo sobre el Papa, que nos dice: "Queridos hermanos y hermanas, -tanto a los que hemos jurado como a las personas que están escuchando- en nuestro tiempo se verifica a menudo una actitud de indiferencia hacia la fe, que ya no se considera importante en la vida del hombre. Nueva Evangelización significa: despertar en el corazón y en la menta de nuestros contemporáneos la vida de la fe. - nosotros venimos aquí por la fe que tenemos. Tenemos que pedir a la Santísima Virgen que interceda en el espíritu para que nos dé la fe, que nos da el Evangelio de hoy - La fe es un don de Dios, pero es importante que nosotros, los cristianos, mostremos que vivimos de un modo concreto la fe a través del amor, la concordia, la alegría, el sufrimiento, porque esto suscita interrogantes como al inicio del camino de la Iglesia se preguntaban: ¿Por qué viven así? ¿Qué es lo que les impulsa? Son interrogantes, que conducen al corazón de la Evangelización, que es el testimonio de la fe y de la caridad - fundamental para todo cristiano-, que con la vida y también con las palabras hagan visible el Evangelio, despierten la atracción por Jesucristo, por la belleza de Dios".

Yo creo que no tiene desperdicio en ningún momento y nos viene a cada uno a su medida, porque cada uno tenemos nuestro carisma y por eso debemos ponerlo en manos de la Santísima Virgen, para que a través de Ella, que es nuestra intercesora, podamos llevar estos cuatro años con toda dignidad y llevar al Señor a todos los rincones. Ya sabemos lo que tenemos que hacer: SER TESTIGOS, EVANGELIZANDO."

A continuación tomó la palabra D. Manuel Reyes Ruiz, que dijo: "Yo he procurado en la homilía resaltar, como os habréis dado cuenta, el valor de la fe en las personas sencillas, en estos dos ancianos. Esto viene muy bien en el día de hoy y por el Cargo que habéis jurado de defender y servir la vida de la Hermandad de la Virgen de las Angustias. Todos sabéis lo que significa la devoción a la Virgen de las Angustias para las personas sencillas de nuestra tierra, especialmente para las personas sencillas, que son las que llenan nuestras calles el día de la procesión y la que llena la Basílica a lo largo de la novena y la que llena la puerta de la iglesia todas las mañanas, todas las tardes, con una devoción a la Virgen que nace de un corazón de fe, de un corazón lleno de amor a la Virgen y de amor al Señor. Ante esto, tenéis que ser conscientes de lo que significa el papel de la Hermandad al servicio de esta devoción del pueblo sencillo de Granada, de esta devoción a la Santísima Virgen María; de tal manera que vuestra dedicación, vuestro ejemplo de concordia, vuestro ejemplo de servicio sacrificado, de servicio humilde, no se trata de relampagueos, no se trata de ser más que nadie, sino de servir a la piedad mariana de nuestro pueblo, que hemos venerado como una riqueza grandísima de siglos. Eso es un privilegio que tenemos que podáis difundirlo y que podáis vivirlo personalmente y dar un testimonio de amor a Jesucristo y de caridad cristiana y de hermandad y de fraternidad, tal como habéis proclamado en este juramento. Yo felicito a todos, doy las gracias también a los que dejan este servicio, después de unos años y deseo y pido al Señor y a la Santísima Virgen de las Angustias por el desarrollo no sólo de la devoción a la Santísima Virgen de las Angustias en nuestro pueblo, sino por el desarrollo de vuestra Hermandad al servicio de esta misma devoción. Que el Señor os lo premie."

Se terminó el Acto del Juramento con el rezo del magnificat que inicio el Hermano Mayor haciendo hincapié en que todos los hermanos deben saberlo de memoria y que siempre que se entre en el camarín cada uno lo rece como señal de amor y veneración a la Santísima Virgen, en su Capilla.

Con estas palabras se terminó el acto de toma de posesión de todos los componentes de la Junta de Gobierno de la Hermandad.

La Junta de Gobierno está compuesta por las siguientes personas y cargos:

CONSILIARIO: D. francisco Molina Carretero

HERMANO MAYOR: D. Francisco Salazar Rodríguez

VICEHERMANO MAYOR: D. Juan Manuel Hita Díaz de la Guardia

SECRETARIA GENERAL: Dña. María del Carmen González Pareja

TESORERO: D. Gerardo Sabador Medina

PREFECTO DE FORMACIÓN, JUVENTUD Y VICESECRETARIO: D. Miguel Luis López Guadalupe Muñoz

PREFECTO DE CARIDAD, RELACIONES FRATERNAS Y VICETESORERO: D. Antonio Folgoso Rodríguez

PREFECTO DE CULTOS, ESPIRITUALIDAD Y CEREMONIAS D. José María Mingorance Vélez

DECANO DEL CUERPO DE HERMANOS HORQUILLEROS: D. Ángel Luis Vázquez Soto

DECANO DEL CUERPO DE PALIEROS: D. Gerardo Aranda Taboada

DECANA DEL CUERPO DE HERMANAS COFRADES: Dña. Carmen Muñoz Caraballo.

Todos los asistentes pasaron a la Sala Capitular, donde se tuvo el acto de entrega de la Insignia de Oro de la Hermandad y el pergamino, enmarcado en la orla que hizo D. Hipólito Llanes (q.e d), donde se refleja el acuerdo de la Junta de Gobierno para otorgar dicha medalla a las personas que han ejercido su cargo durante estos cuatro últimos años y que por razones personales no pueden continuar en los mismos.

Las personas a las que se les ha hecho esta distinción han sido:

D. Alberto Sánchez Giner, Tesorero

D. Valeriano Ortúzar Molina, Prefecto de Cultos y Protocolo

Y D. José María García Ligero Villarejo, Decano del Real Cuerpo de Horquilleros

La Secretaria General fue nombrando a cada uno de ellos, leyendo el acuerdo de la Junta de Gobierno, a propuesta del Hermano Mayor y haciendo entrega el Hermano Mayor de las distintas insignias y distinciones. Cada uno de ellos tuvo unas palabras de agradecimiento por la confianza depositada en ellos durante estos años y agradeciendo, sobre todo, a la Santísima Virgen de las Angustias el que hayan podido realizar su labor.

D. Manuel Reyes cerró el Acto, felicitando, de nuevo, a todos los componentes de la Junta y agradeció también la labor desarrollada por las personas que dejan sus cargos.

Crónica de Antonio Joaquín Mezcua Roelas.-

Fotografías realizadas por Fernando López y Antonio Joaquín Mezcua Roelas