SOLEMNE PROCESIÓN DE LA STMA. VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS

Ayer, domingo, día 25 de septiembre de 2016, ha tenido lugar la Procesión de la Stma. Virgen de las Angustias en Granada, como una gran manifestación de fe y de amor, por las calles de Granada.

La procesión empezó a organizarse sobre las cinco de la tarde en Puerta Real.

Antes de salir la Imagen de la Virgen a la calle, el Sr. Arzobispo dirigió unas palabras a todos los Hermanos y Hermanas de la Hermandad, que se encontraban en el interior de la Basílica dando gracias de poder participar un año más en la procesión de la Virgen de las Angustias. Constató cómo este año acompañará el buen tiempo para que la procesión se desarrolle sin sobresaltos. En palabras suyas: "Hace un día precioso", que junto con el día del Corpus son los más solemnes del año en Granada. Terminó sus palabras agradeciendo a todos los horquilleros, palieros y hermanas cofrades, que con su esfuerzo hacen posible esta procesión solemne y llena de amor a la Stma. Virgen. Invitó a todos a rezar la Salve antes del inicio de la procesión.

La Imagen de la Virgen salió a las seis y media al pórtico de la Basílica y unos minutos más tarde estaba delante de la portada basilical. Una gran palma real de cohetes junto con la interpretación del Himno Nacional y una cerrada ovación de las numerosísimas personas que esperaban su salida, le dio las gracias a la Virgen por este regalo de poder disfrutar de su presencia cercana por las calles de Granada. La procesión transcurrió sin ningún tipo de incidente y en todas las personas que la contemplaban se podía percibir el amor, la devoción y sobre todo la profunda fe en Ella y en su Hijo Jesucristo, muerto en sus brazos

A lo largo del recorrido comandado por el Hermano Mayor, D. Francisco Salazar y el Mayordomo de este año, D. Jesús Vázquez, las manifestaciones de devoción, piropos y rezos de todas las personas que contemplaban la imagen de la Virgen, eran constantes e ininterrumpidas. La procesión contó con la presencia de numerosas cofradías, así como de las representaciones de las Autoridades civiles y militares de Granada.

Las andas procesionales, que portaban los horquilleros, iban ricamente adornadas con preciosas flores como nardos, con su perfume característico; rosas y anturium, que realzaban la majestuosa, pero a la vez acogedora imagen de nuestra Patrona, que derramaba sus gracias y dones a todos los que con fe, la imploraban.

La imagen de la Virgen estuvo cinco horas en las calles de Granada y sobre las once de la noche entraba por la puerta principal, acompañada de los hermanos y hermanas de la Hermandad, que han dado un ejemplo vivo de su devoción y amor a la Stma. Virgen a lo largo de todo el recorrido. El repicar continuo de las campanas, una gran salva de cohetería y la interpretación del Himno Nacional, junto con los fuertes y sentidos vivas y aplausos de todas personas presentes, dio por terminada la presencia de la Virgen en las calles de Granada.

Ya en el templo se cantó el Himno a la Virgen y el Sr. Arzobispo dirigió unas breves palabras, dando gracias a Dios por esta jornada en la que todo un pueblo, como una sola familia, se ha entregado al amor a nuestra Madre, la Virgen de las Angustias. Como final, invitó a todos a cantar de nuevo el Himno a nuestra Patrona, siendo los aplausos y vítores muy densos en intensidad y emoción, como expresión viva del amor a nuestra Madre y Patrona.

Crónica realizada por Antonio J. Mezcua y fotos de José Velasco y Antonio J. Mezcua.