LA HERMANDAD DEL ROCÍO INICIA SU CAMINO CON LA VISITA A LA BASÍLICA DE LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS DE GRANADA

Hoy, día 7 de mayo de 2016, la Hermandad del Rocío ha visitado la Basílica de la Virgen de las Angustias para realizar su camino al Rocío.

La Carrera de la Virgen se encontraba repleta de personas que venían acompañando a la Carreta de la Hermandad con el "Simpecado Concebida", tirada por dos bueyes.

Sobre las dos menos cuarto de la tarde en la puerta principal de la Basílica, el Párroco, D. Blas Gerardo Gordo Jiménez, acompañado del Hermano Mayor de la Hermandad de la Virgen de las Angustias y su Junta de Gobierno, recibieron al Hermano Mayor de la Hermandad del Rocío, D. Ángel Fernández, junto con su Junta de Gobierno, que venían acompañados por el Consiliario de la Hermandad, y numerosos hermanos que participan en la peregrinación al Rocío. La Carreta de la Hermandad, permaneció frente a la puerta principal de la Basílica.

Las Juntas de Gobierno de las dos Hermandades, junto con una representación militar, encabezada por el Excmo. Sr. D. José Carrasco, Teniente General Jefe del MADOC y Comandante Militar de Granada, subieron al Altar Mayor para rezar a la Stma. Virgen de las Angustias e implorar su protección. D. Blas G. Gordo después de saludarles manifestó: "…Yo me hago eco de las palabras del Papa, que en estos días nos recuerda de una manera especial, cómo podemos explicar la misericordia en el campo de nuestras comunicaciones. La víspera del día de la Ascensión Él comunica siempre un mensaje, dedicado a las comunicaciones; y vosotros vais a tener la oportunidad de poder vivir con intensidad esa relación de bondad a través de vuestra riqueza de comunicación, de compartir la vida, de compartir la fe, en este camino al Rocío. Os deseamos que puedan ser días de gracia para todos vosotros…" Terminó sus palabras con el rezo del Ave María, deseándoles que este camino al Rocío se desarrolle sin contratiempos, con la bendición maternal de la Virgen de las Angustias. A continuación, se cantó una canción a la Virgen interpretada por todos los presentes en la Basílica, que terminó con un largo y fervoroso aplauso. Seguidamente en la puerta principal de la Basílica se cantó la Salve Rociera, con mucho sentimiento religioso en torno al "Simpecado Concebida" de la Carreta de la Hermandad. Numerosos vivas a la Virgen cerraron este acto tan entrañable que ha tenido lugar en tono a nuestra Patrona, la Virgen de las Angustias

Reseña y fotografías realizadas por Antonio Joaquín Mezcua Roelas